El Poder de la Atención Plena

Son apenas las 8 a.m. y al abrir tu computadora y ver la agenda sabes que se acerca un día lleno de tareas, reuniones, reportes e información por revisar, enviar y discutir con otros compañeros.  Un reporte importantísimo que debes presentarle a tu jefe y tú apenas y estás logrando recuperarte del “ajetreo” del día anterior.  Tomarte un té o una taza de café para despejarte probablemente no resolverá el ruido de tu mente que no te deja organizar tus ideas.  Sabes que necesitas algo más pero no sabes por dónde empezar…

El Mindfulness o “Atención Plena” significa vivir el momento, poner nuestra atención plena en lo que se hace cada instante. También se le conoce como conciencia plena, conciencia pura​ o atención consciente.  El Mindfulness nos ayuda a aprender a vivir y disfrutar el presente.

Lo mejor de todo es que inclusive en medio de nuestros días en teletrabajo o llenos de múltiples actividades podemos practicarlo; solo necesitamos una dosis de buena voluntad, ser conscientes que si nos regalamos unos minutos para hacer algunos ejercicios podremos oxigenarnos, regalarle a nuestra mente un respiro y sobre todo podremos ver todo de manera diferente, nos volveremos más productivos y podremos dedicarle más tiempo a lo que probablemente “más nos cuesta”.

Por acá te dejo un ejercicio fácil que puedes hacer cuando tu mente se encuentre llena de información y desees regalarte un poco de esparcimiento:

  1. Sonidos: Escucha activamente sonidos y ruidos ambientales, naturales o artificiales,
  2. Entorno: Concéntrate en un elemento natural (un animal, una planta, las nubes, etc.) y obsérvalo detenidamente durante varios minutos. Como si fuera la primera vez que lo vieras.
  3. Gusto: Come, sintiendo lo que comes. Despacio y concentrándote en las sensaciones que aporta cada bocado: olor, tacto, sonido y, por supuesto, sabor.
  4. Respiración: Concéntrate en el recorrido del aire por el cuerpo, los movimientos musculares del cuerpo, el cosquilleo del aire entrando y saliendo por los orificios de la nariz.
  5. Escaneo Corporal: Presta atención a tus distintas sensaciones corporales, a la temperatura corporal de las distintas partes, qué partes tenemos relajadas y cuáles no, intentar sentir el contacto de la ropa con la piel, etc.

Mi sugerencia es, que no relaciones ninguno de estos ejercicios con el entorno del cual deseas “liberarte” por unos minutos (por ejemplo, no escuches las teclas de tu computadora como un sonido ambiental, tampoco centres tu atención en tu agenda o cuaderno donde tomas notas o en tu celular, etc.).  Trata de levantarte, ver hacia tu jardín o alguna área ajena o diferente a la que normalmente tienes frente a ti.

Adicionalmente, puedes realizar estos consejos para conectar con el “aquí y ahora”:

  • Estírate: Aprende de cada sensación, trata de ser consciente en cómo tus músculos responden ante tus movimientos.  Levántate de tu lugar donde trabajas y muévete para permitir que tu cuerpo se estire.
  • Escucha activa: Si estás en reuniones virtuales proponte respirar y no completar las frases de tus otros compañeros, escanea tu cuerpo y nota cómo responde ante los estímulos externos.
  • Páginas de la mañana: Si te gusta escribir, puedes dedicar unos minutos antes de arrancar con tus reuniones o tareas diarias a plasmar lo que sientes (¡cualquier emoción es válida!).   Escribe lo que sientes y ponte pequeños compromisos.
  • Haz garabatos: Funciona! Hacer dibujos o garabatos en un papel ayuda a liberar tu mente de estrés y genera hormonas que pueden promover creatividad en el momento que menos lo piensas.  Si estás en alguna llamada virtual, intenta hacer garabatos (sin perder la atención obviamente); o bien, intenta hacer garabatos en cuanto termines una reunión o llamada.
  • Quiérete: Realiza pausas activas, revisa tu postura, suaviza tus mandíbulas, libera tensión de tu sien, afloja tus hombros, haz movimientos con tus brazos, ¡date un abrazo!

Recuerda que, al ser más consciente sobre tu entorno, estás favoreciendo la producción de hormonas que te darán alivio, paz, serenidad y felicidad.  ¡Solo tienes que intentarlo!

Fabiola España. Coach en Salud y Bienestar Integral

Si necesitas más ayuda o más ideas sobre cómo mejorar tu atención plena, escribe a:  info@fabiolaespana.com