El fútbol nos muestra que las emociones impactan los resultados

Si quedaba alguna duda del papel preponderante que las emociones juegan en las organizaciones, el fútbol nos regala un claro ejemplo de que las emociones son el impulsor del desempeño. 

Veamos algunos ejemplos haciendo referencia al mundial 2018:

  • Todos los equipos han jugado con gran intensidad, motivados por ganar el partido, y promoverse como jugadores estrella (emoción: motivado)
  • En el juego Costa Rica-Brasil, cuando cae el primer gol, el equipo se ve afectado anímicamente y eso hace que caiga el segundo (emoción: desanimo, tristeza, miedo)
  • Neymar igual en el partido Brasil-Costa Rica, comprendía que había mucho en juego, la motivación por querer meter el gol lo mantiene intentándolo hasta el puro final del partido cuando logró su cometido. Termina el juego y se tira a llorar (emoción: frustración, motivación, y luego felicidad absoluta). También vimos como el mal manejo de su frustración durante el juego lo llevó a decir improperios a otro jugador, que en esta ocasión no pasó a más, pero en las organizaciones, eso hubiese sido un problema mayor (emoción: frustración, enojo).
  • En el juego Colombia-Polonia, todo el equipo de Colombia se mantuvo ecuánime durante todo el juego lo que les permitió dominar el partido logrando 3 goles por 0. (emoción: motivación, ecuanimidad)

La habilidad técnica (jugar fútbol en este caso) es importante para lograr el resultado pues las emociones no son los únicos impulsores del desempeño (se observa en todos los equipos eliminados tempranamente donde hay emoción, pero no tenían habilidad técnica suficiente), pero por otro lado la habilidad técnica por sí sola tampoco te lleva a lograr resultados, ¿alguien se imagina un mundial sin motivación durante un partido?

Así que, si ya tenemos un objetivo claro, y tenemos las habilidades técnicas y blandas, no olvidemos buscar la motivación del equipo para lograr el resultado. La motivación que funciona es la intrínseca, y como líderes podemos apoyar a cada persona a encontrar su motivación, y a gestionar sus emociones para que estas apoyen la obtención de resultados.

En resumen, podemos ser mejores líderes cuando podemos gestionar la inteligencia emocional del equipo y eso se hace mucho más fácil cuando tienes el conocimiento y las herramientas adecuadas. En Talent Advisors tenemos 8 años trabajando con la metodología de Six Seconds para apoyar a líderes y profesionales a descubrir la información y la energía detrás de las emociones. ¿Quieres saber más? Escríbenos info@talent-latam.com